General

Revolución industrial: la guía definitiva para este período de cambio de juego


La Revolución Industrial fue uno de los períodos de "cambio de juego" más importantes en la historia de la humanidad. Una chispa encendida en el corazón del Reino Unido a mediados de 1700 crearía un incendio forestal que se tragaría al mundo en cuestión de décadas.

Apoyada por el aumento masivo en el rendimiento de los cultivos proporcionado por la revolución agrícola, la Revolución Industrial recibió la mano de obra (y el combustible) necesarios para alimentar sus hornos.

Las formas del viejo mundo del feudalismo y el agrarismo serían desechadas. Las tasas de natalidad aumentarían, las tasas de mortalidad disminuirían y serían posibles el empleo casi total y los ingresos regulares.

Se abrirían nuevas tecnologías, nuevas formas de pensar, nuevos trabajos y oportunidades. Las naciones que no adoptaron la industrialización se volverían rápidamente obsoletas y caerían en la oscuridad.

Muchos hombres, mujeres y niños dejarían la relativa tranquilidad del campo para trasladarse a las florecientes ciudades en busca de trabajo. Esto conduciría a (en relación con las actuales) condiciones de vida y de trabajo espantosas que, a su vez, influirían en la política, las relaciones entre clases y las artes.

Al ser el primer adoptante, el Reino Unido se convertiría en la nación más avanzada del mundo durante un tiempo. Esta ventaja se aprovechó rápidamente para conducir al imperio más grande que el mundo haya visto.

Otras naciones, tanto celosas como inspiradas, eventualmente emularían a Gran Bretaña con Estados Unidos superando a su nación madre como la potencia industrial del mundo a principios del siglo XX. Las vidas de millones nunca volverían a ser las mismas.

La vida fue buena durante un tiempo, pero a finales del siglo XIX y principios y mediados del XX pronto expondría el lado más oscuro de la humanidad.

El siguiente artículo está destinado a servir como guía para la Revolución Industrial y se ha escrito en un formato de preguntas frecuentes (FAQ) para facilitar su consulta. Hemos tratado de abordar la mayoría de las preguntas más frecuentes sobre este período de tiempo, pero, como el proverbial trozo de cuerda, no es exhaustivo.

¿Qué fue la Revolución Industrial?

La Revolución Industrial, a veces denominada Era Industrial, fue un período de inmenso cambio tecnológico, socioeconómico y cultural. Marca la introducción y adopción masiva de maquinaria motorizada para reemplazar las herramientas manuales y la concentración de la industria en grandes establecimientos en todo el mundo.

¿Cuándo fue la Revolución Industrial?

La Revolución Industrial (generalmente aceptada que fue la industrialización de las Islas Británicas) comenzó alrededor de 1760 y finalizado, también se acepta generalmente, en 1914. Este período incluye las denominadas Primera y Segunda fase de la revolución industrial.

Una vez que la revolución haya comenzado en el Reino Unido, eventualmente se extendería a Europa y las colonias en crecimiento del Reino Unido muy rápidamente.

Definición de la revolución industrial

La Revolución Industrial se define ampliamente como: -

"El rápido desarrollo de [una] industria que se produjo en Gran Bretaña a finales de los siglos XVIII y XIX, provocado por la introducción de maquinaria. Se caracterizó por el uso de energía de vapor, el crecimiento de fábricas y la producción en masa de manufacturados bienes." - Diccionario de ingles Oxford.

¿Dónde ocurrió la Revolución Industrial?

Se acepta ampliamente que la Revolución Industrial comenzó alrededor de 1760 en Inglaterra. Más tarde se extendería a muchos otros países de Europa y el mundo y es un proceso en curso en la actualidad.

RELACIONADO: ¿POR QUÉ EMPEZÓ LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL EN GRAN BRETAÑA?

Años, fechas y períodos de la revolución industrial

La Revolución Industrial ocurrió durante un período de aproximadamente 250 años Empezando en 1760 en Inglaterra, Reino Unido. Antes de este tiempo, la fabricación se realizaba principalmente a mano en pequeñas fábricas o casas de personas.

El proceso de industrialización se extendería rápidamente por Europa y el mundo y aún continúa hoy.

Tecnologías de la revolución industrial

Las tecnologías de la Revolución Industrial abarcaron desde humildes innovaciones en la fabricación de textiles, como el transbordador volador, hasta los enormes barcos oceánicos impulsados ​​por motores de vapor de la época.

Aunque el proceso se inició en las industrias artesanales de Inglaterra en el mediados del siglo XVII pronto se extendería por Europa y el mundo. En muchos países, como Francia, los empresarios, inventores e industriales con visión de futuro desarrollarían rápidamente tecnologías que muchos dan por sentadas en la actualidad.

Muchas de las tecnologías inventadas en este período han construido, literal y figuradamente, el mundo moderno.

Inventos de la revolución industrial

Los inventos de la Revolución Industrial han venido de todos los países que han pasado por el proceso desde mediados de siglo 17 en Inglaterra. Entre ellos, los más notables son lo que comúnmente denominamos "naciones desarrolladas" en la actualidad.

Países como Reino Unido, Francia, Alemania, China, Rusia y, por supuesto, los Estados Unidos de América, han creado una enorme cantidad de tecnologías e invenciones, gracias al proceso que comenzó de nuevo. Hace 250 años.

Varios países del tercer mundo atraviesan actualmente este proceso y están comenzando a cosechar los beneficios socioeconómicos, científicos y tecnológicos de él.

La era industrial (era)

La era industrial a veces se utiliza como sinónimo de la revolución industrial. Sin embargo, se define con mayor precisión como el período de tiempo entre 1760 y el comienzo de la 'era de la información' a finales de siglo 20.

Como la definición general de la Revolución Industrial, la Era Industrial se caracteriza por un período de cambios significativos en la organización económica y social de las naciones adoptivas de todo el mundo.

Condujo, en parte, a enormes mejoras en la calidad de vida y marcó un enorme aumento en la riqueza de las naciones y sus ciudadanos nunca antes visto.

Revoluciones industriales: ¿cuántas revoluciones industriales se produjeron?

¿Cuántas revoluciones industriales se produjeron? Esta puede ser una pregunta algo controvertida de responder. Algunos historiadores reconocen dos revoluciones y otros clasifican hasta seis, la última de las cuales estamos viviendo actualmente.

La respuesta tiende a ser una cuestión de opinión, pero en general, hay varias fases distintas que ocurrieron a lo largo de la 'Era Industrial'.

La primera revolución ocurrió entre 1760 y principios del siglo XIX y se le llama comúnmente como la Revolución Industrial. Después de esta fase, se produjo una notable disminución de la macroinvención antes de que comenzara la llamada Segunda Revolución Industrial.

Una segunda fase, o la Segunda Revolución Industrial, se inició en los Estados Unidos justo después de la Guerra Civil en la última mitad del Siglo 19. En general, se considera que esto continuó hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914.

Primera revolución industrial

La Primera Revolución Industrial, también conocida como La Revolución Industrial, fue un período de gran cambio socioeconómico y tecnológico entre 1760 y el temprano Siglo 19.

Entre este período y la Guerra Civil estadounidense, se produjo un período de invención limitada a gran escala, en relación con el período anterior. Esta era es ampliamente vista como un período de transición entre la Primera y la Segunda Revolución Industrial.

¿Dónde empezó la Primera Revolución Industrial?

La Primera Revolución Industrial comenzó en Gran Bretaña y se limitó en gran medida a ella durante la mayor parte del período entre 1760 y el temprano Siglo 19.

¿Cuándo comenzó la Primera Revolución Industrial?

La Primera Revolución Industrial, o Revolución Industrial, comenzó en 1760 en Inglaterra, Reino Unido.

¿Cómo empezó la Primera Revolución Industrial?

La Primera Revolución Industrial comenzó debido a la culminación de una serie de eventos previos a 1760 y después. Por ejemplo, el crecimiento de la población y la promesa de empleo empujaron a más personas a las ciudades.

Esto, a su vez, aumentó la demanda de productos y, en algunos casos, de lujos, ya que el tiempo de las personas se consumía en roles especializados.

Las instituciones financieras y los inversores comenzaron a realizar y fomentar una mayor toma de riesgos de inversión, proporcionando el capital muy necesario para las nuevas empresas y la I + D.

El transporte también había mejorado considerablemente. Esto permitió un movimiento más fácil de personas y mercancías por todo el territorio y el mundo.

Las políticas gubernamentales del Reino Unido también comenzaron a favorecer el libre comercio exterior, acelerando el eventual inicio de la Revolución Industrial.

Segunda revolución industrial

La Segunda Revolución Industrial a veces denominada Revolución Tecnológica, marca una fase de rápida industrialización en el período final de la Siglo 19. A menudo se considera que terminó al comienzo de la primera guerra mundial en 1914.

Historia de la Revolución Industrial

La historia de la Revolución Industrial comenzó en 1760 y terminó al comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914. Sería un período lleno de enormes cambios tecnológicos, socioeconómicos y geopolíticos en todo el mundo.

¿Dónde empezó la Revolución Industrial?

La Revolución Industrial comenzó en Inglaterra aproximadamente1760.

¿Por qué comenzó la Revolución Industrial en Inglaterra?

La Revolución Industrial comenzó en Inglaterra y fue consecuencia de varios factores en Gran Bretaña en ese momento. Por esta razón, no existe un único factor atribuyente sino la culminación de una serie de desarrollos y hechos ocurridos a lo largo del tiempo.

Estos incluyeron (pero no se excluyeron):

  • Las Islas Británicas tenían abundante acceso a recursos naturales clave como el carbón y el hierro.
  • La agricultura había crecido constantemente durante todo el siglo 18 permitiendo un buen crecimiento de la población
  • Una mayor población proporcionó a Gran Bretaña un mercado laboral más grande
  • Gran Bretaña cultivó una atmósfera de libertad de pensamiento y mercados que permitió a los científicos dedicar su tiempo al estudio y permitió a los empresarios la capacidad de asumir riesgos en nuevas empresas. Esto fue, en parte, la consecuencia de la estabilidad económica y la paz 'en casa' que llevaron al desarrollo del liberalismo (que no debe confundirse con la corrupción moderna del término).
  • Buen transporte. Adam Smith fue uno de los primeros en reconocer esto cuando observó que los canales bien desarrollados y la plétora de ríos navegables en las Islas Británicas permitían la facilidad de transporte de materias primas.
  • Smith escribiría más tarde: "Los buenos caminos, canales y ríos navegables, al disminuir el costo del transporte, colocan las partes remotas del país más cerca del mismo nivel que las que se encuentran en las cercanías de la ciudad. todas las mejoras ”- Adam Smith: Una investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones, 1776.
  • El Reino Unido, al ser una nación y un pueblo insulares, es geográficamente de la Europa continental. Esto los aisló, en parte, de las constantes guerras en el continente y fomentó la necesidad de una armada militar y civil fuerte.

Todos estos factores, y otros, hicieron que Gran Bretaña fuera la siglo 17 la 'tierra de las oportunidades'.

¿Cuándo empezó la Revolución Industrial?

La Revolución Industrial comenzó, es ampliamente aceptado, alrededor de 1760. Aunque este es el momento ampliamente aceptado y citado, debe considerarse como un período de avance más que como un evento discreto.

¿Qué es la industrialización?

La industrialización es el proceso de adopción y uso a gran escala de la manufactura con el desarrollo asociado de los aspectos socioeconómicos necesarios para apoyarla en un área, sociedad o país determinados.

Es, en efecto, la transición de una sociedad agraria (economía basada en la agricultura) a una industrial. Esta transición necesariamente fomenta la demanda de bienes y servicios de consumo a medida que aumentan los ingresos de los trabajadores.

Este suele ser un ciclo de retroalimentación positiva con el PIB y el PNB de la zona / país aumentando exponencialmente con el tiempo.

¿Qué causó la Revolución Industrial?

La causa de la Revolución Industrial no fue un solo evento, sino una serie de factores contribuyentes que se combinaron para crear la "tormenta perfecta" para que comenzara una revolución.

En términos generales, esto consistió en la combinación justa de la situación filosófica, económica, social, tecnológica y geopolítica de la época en Gran Bretaña. No fue mera coincidencia que la revolución comenzara allí en ese momento.

¿Qué inició exactamente la Revolución Industrial?

¿Qué inició exactamente la Revolución Industrial? Como se mencionó anteriormente, no hubo una sola causa o evento que desencadenó la Revolución Industrial.

Se necesitó la alineación de una serie de factores para "hacer rodar la pelota". Gran Bretaña durante el siglo 18 era un lugar así. Su geografía, recursos, política política, mentalidad nacional, economía y progreso científico y tecnológico habían progresado hasta tal punto que la revolución probablemente era inevitable.

Causas de la Revolución Industrial

Las causas de la Revolución Industrial incluyen, pero no se limitan a:

  • Liberalismo económico y social (socioeconómico)
  • Población numerosa, estable y pacífica con buen suministro de alimentos
  • Migración y crecimiento de ciudades y bienes y servicios de consumo
  • La concentración de los recursos necesarios en un solo lugar
  • Se disponía de la tecnología y la investigación científica necesarias
  • Geopolítico
  • Había una buena red de transporte (ríos y canales navegables)
  • Las políticas políticas fomentaron el espíritu empresarial
  • Las instituciones financieras y los inversores empezaron a correr riesgos.

Revolución industrial Factories

Un evento clave que ocurrió durante la Revolución Industrial fue el desarrollo de verdaderas fábricas. El primero documentado fue abierto por John Lombe en Derby alrededor de 1721.

Esta primera fábrica funcionaba con agua y se abrió para producir en masa productos de seda. Fue construido en una isla en el río Derwent en Derby y la idea le llegó a Lombe durante una gira por Italia.

Utilizando los servicios del arquitecto George Sorocold, se construyó y empleó la nueva "Fábrica" ​​alrededor 300 personas durante el pico de producción. Sería la primera de muchas fábricas en todo el mundo.

La fábrica de Lombe tuvo tanto éxito que se cree que su prematura muerte podría deberse a las maquinaciones celosas del rey de Cerdeña, que se enfureció con la comercialización de la producción de seda en el Reino Unido.

Efectos de la revolución industrial

Los efectos de la Revolución Industrial, como cualquier otro cambio enorme desde el status quo, fueron tanto positivos como negativos. El efecto más obvio sería el crecimiento de las ciudades en grandes municipios y la gente acudiría del campo en busca de trabajo.

Los factores que contribuyeron al aumento de la renta y la caída de los precios de los productos, procedentes de la producción en masa, eventualmente significaron que era posible obtener excedentes de renta. Esto conduciría en última instancia a la aparición del concepto de profesionalismo (a través de la división del trabajo) y, por extensión, a la clase media.

La infraestructura de transporte y comunicaciones mejoró enormemente durante este período. Esto eventualmente reduciría el tiempo necesario para transportar y entregar personas y mercancías en todo el mundo.

La agricultura también se beneficiaría de la revolución que permitiría enormes aumentos en la eficiencia y el rendimiento de los cultivos. Se podrían lograr excedentes de alimentos que, en parte, redujeron las tasas de mortalidad.

Por supuesto, algunos efectos también fueron negativos (por ejemplo, hacinamiento, riesgos laborales, contaminación y enfermedades causadas por la urbanización y el saneamiento deficiente).

Ha tenido otros efectos menos obvios en nuestra vida cotidiana, desde las tareas del hogar hasta la guerra.

Impacto y consecuencias de la revolución industrial

El impacto de la Revolución Industrial fue muy positivo y negativo al mismo tiempo. En última instancia, significaría que los productos podrían producirse más rápido y más barato, produciendo cambios enormes en la naturaleza ambiental, socioeconómica y geopolítica de una nación.

A pesar de que la revolución proporcionó enormes oportunidades de empleo, la migración masiva a las ciudades provocó un grave hacinamiento, enfermedades y un saneamiento deficiente. Las fábricas también eran lugares peligrosos para trabajar para hombres, niños e incluso mujeres.

A pesar de esto, la revolución, en general, ha mejorado enormemente las vidas y los niveles de vida de los ciudadanos de los países a lo largo del tiempo. Muchas innovaciones, como la mejora del transporte, la electricidad y la producción en masa, redujeron los costos de muchos artículos, incluidos los esenciales como medicamentos, calefacción y energía, por nombrar solo algunos.

Pero, por supuesto, las innovaciones en la guerra aumentarían drásticamente el potencial de muerte de las armas. Por otro lado, la educación se volvió progresivamente accesible para los pobres.

A fin de cuentas, la Revolución Industrial mejoró drásticamente la calidad de vida de la población de una nación en formas nunca antes vistas. Pero generó una serie de problemas completamente nuevos para que la sociedad abordara cuestiones como el trabajo infantil, la mala calidad del aire y las enfermedades.

Revolución industrial en todo el mundo - Lista de países

Las siguientes naciones, según los principales economistas y el World Fact Book de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), se clasifican como países industrializados o desarrollados *: -

* Nota (NIC) = Países recientemente industrializados.

  • Andorra
  • Australia
  • Austria
  • Bélgica
  • islas Bermudas
  • Brasil (NIC)
  • Canadá
  • China (NIC)
  • Dinamarca
  • Las islas feroe
  • Finlandia
  • Francia
  • Alemania
  • Grecia
  • Santa Sede
  • Hong Kong, China
  • Islandia
  • India (NIC)
  • Irlanda
  • Israel
  • Italia
  • Japón
  • Liechtenstein
  • Luxemburgo
  • Malta
  • Malasia (NIC)
  • México (NIC)
  • Mónaco
  • Países Bajos
  • Nueva Zelanda
  • Noruega
  • Filipinas (NIC)
  • Portugal
  • San Marino
  • Singapur
  • Sudáfrica (NIC)
  • Corea del Sur
  • España
  • Suecia
  • Suiza
  • Taiwán
  • Tailandia (NIC)
  • Turquía (NIC)
  • El Reino Unido
  • Los Estados Unidos

Revolución industrial en Gran Bretaña (Reino Unido, Inglaterra)

La Revolución Industrial comenzó en Gran Bretaña durante la siglo 18. Impulsaría cambios enormes en la suerte de la nación, lo que finalmente resultaría en la creación del imperio más grande que el mundo haya visto.

¿Cuándo comenzó la Revolución Industrial en Inglaterra?

Se acepta ampliamente que la Revolución Industrial comenzó alrededor de 1760 en Inglaterra.

¿Cómo empezó la Revolución Industrial en Inglaterra?

Justo antes de la mitad siglo 18, la mayoría de la gente en Gran Bretaña y en Europa vivía y trabajaba en pequeñas comunidades rurales. Las naciones globales eran, en general, de naturaleza agraria y cualquier industria que existiera era de pequeña escala y limitada.

La vida de las personas era en general miserable y la pobreza extrema, el hambre y las enfermedades eran comunes. La gente tendía a fabricar o producir sus propios alimentos, ropa, muebles y herramientas.

La mayor parte de la industria y la manufactura en este momento se realizaba en pequeñas tiendas rurales o en hogares de personas (las llamadas industrias artesanales) utilizando trabajo duro, herramientas manuales y / o máquinas simples.

Los cambios graduales de actitud, la liberación de capital y el fomento del espíritu empresarial y los desarrollos tecnológicos finalmente encendieron el fósforo que desencadenaría el comienzo de la revolución.

Las Islas Británicas también eran ricas en recursos vitales como el hierro y el carbón y, en ese momento, Gran Bretaña estaba creciendo como poder colonial.

La estabilidad política y el acceso a las materias primas proporcionaron en última instancia el combustible para el crecimiento de la demanda de productos manufacturados y la demanda de productos británicos en el extranjero.

En última instancia, esto generaría una demanda de bienes británicos que llevaría a los comerciantes a encontrar los medios de producción más efectivos que finalmente conducirían al desarrollo de la mecanización y las fábricas comúnmente asociadas con este período.

Industrialización en Inglaterra (Gran Bretaña)

Antes de la revolución industrial, la mayor parte de la "industria" en Gran Bretaña y Europa se producía en pequeñas fundiciones o casas de personas.

Estas 'industrias artesanales' serían procesos muy intensivos en mano de obra con materias primas suministradas por los comerciantes y los productos finales recolectados más tarde. Este proceso resultaría muy ineficaz y resultaría difícil para los comerciantes regular y controlar a sus "contratistas" de la industria artesanal.

Estos trabajadores autónomos a menudo tienen otros compromisos y tienden a establecer sus propios horarios.

Varias innovaciones clave ocurrirían en el siglo 18 eso conduciría a enormes incrementos en la eficiencia de la producción. Estos incluyeron a Jenny girando de James Hargreaves en 1764. Este dispositivo resultaría tan exitoso que en el momento de su muerte alrededor 20.000 unidades se estimó que estaba en funcionamiento en todo el Reino Unido.

Samual Crompton luego mejoraría la 'jenny' con su 'mula giratoria'. Ocurrieron otras innovaciones clave, incluida la invención del telar mecánico en la década de 1780 por Edmund Cartwright.

Las mejoras en la industria textil impulsarían rápidamente desarrollos en otros campos como la industria del hierro. Darby desarrolló un medio temprano de producción de hierro fundido fácil y barato que sería complementado, en algunos casos reemplazado, por el proceso Bessemer para producir acero.

El hierro y el acero se convirtieron en materiales esenciales para la revolución y se utilizarían para fabricar, efectivamente, de todo, desde aparatos de cocina hasta barcos.

Thomas Newcomen impulsaría la revolución a toda marcha con su revolucionaria máquina de vapor. Esto fue mejorado por James Watt a finales de 1700 que finalmente conduciría al desarrollo de locomotoras de vapor y barcos característicos de la época.

Revolución industrial en los EE. UU. (América)

La Revolución Industrial se extendería a todos los rincones del Imperio Británico y continuaría en los incipientes Estados Unidos después de su independencia en 1776.

¿Cuándo comenzó la Revolución Industrial en Estados Unidos?

La Revolución Industrial comenzó en los EE. UU. A mediados y finales del siglo XIX, hacia 1870. Esta fase de la era más amplia de la industrialización global a menudo se denomina Segunda Revolución Industrial.

¿Cómo empezó la Revolución Industrial en Estados Unidos?

La Revolución Industrial a veces llamada Segunda Revolución Industrial, comenzó en los Estados Unidos por una variedad de razones. No hubo un evento causal único, sino que, como la primera Revolución Industrial, fue la culminación de una serie de eventos durante un período de tiempo.

A lo largo de la década de 1800, la faz de América del Norte cambió rápidamente. Entre aproximadamente 1820 y 1860, Estados Unidos vivió un período de urbanización sin precedentes y rápida expansión territorial.

Esto continuaría a buen ritmo hasta que las tensiones políticas internas estallaran en un desorden civil abierto. Esto culminó con el comienzo de la sangrienta Guerra Civil Estadounidense entre 1861 y 1865.

La misericordiosa conclusión de este conflicto condujo a un período de enorme crecimiento socioeconómico y tecnológico e industrialización masiva, llamado la segunda revolución (o tecnológica) de los Estados Unidos.

Uno de los procesos industriales clave que impulsaría la Segunda Revolución Industrial fue el Proceso de Acero Bessemer, patentado en 1856. Esto alimentaría literal y figuradamente la revolución y permitiría la rápida expansión de enlaces de transporte vitales como los ferrocarriles transcontinentales.

Esto impulsó aún más la velocidad de la industrialización impulsando la expansión de servicios públicos como el telégrafo, los proveedores de gas y agua y las alcantarillas de las grandes ciudades a áreas más rurales.

La enorme expansión de las líneas de ferrocarril y telégrafo después 1870 Permitió un movimiento sin precedentes de personas e ideas, que culminó en una nueva ola de inmigración a los estados. En el mismo período, se introdujeron nuevos sistemas, principalmente energía eléctrica y teléfonos.

Industrialización en América

La industrialización comenzó a principios de 1800 en Estados Unidos y creció de manera constante hasta la Guerra Civil. En ese momento, la industria era a muy pequeña escala y el trabajo manual seguía estando muy extendido en todo el país.

Muchas empresas prestaban servicios a sus comunidades locales y no tenían acceso a capital para permitir la expansión.

Después de la Guerra Civil, sin embargo, las cosas cambiaron para siempre. La adopción masiva de maquinaria reemplazó la fabricación artesanal tradicional y aumentó exponencialmente la producción de bienes.

Un impulso por un mejor transporte impulsó la construcción del ferrocarril transcontinental impulsando una mayor demanda de bienes y mano de obra. El crecimiento de la demanda de bienes impulsó a los inventores y empresarios a desarrollar nuevas técnicas y tecnologías y buscar inversiones para hacer crecer sus negocios.

La nueva demanda de inversión de capital fue alimentada por bancos y otros inversores que proporcionaron la enorme cantidad de dinero necesaria para construir y expandir negocios.

Al igual que la revolución industrial en el Reino Unido, el crecimiento de la industria en las ciudades provocó una migración a gran escala hacia ellas. Las ciudades crecieron más rápido que nunca, cambiando la demografía y la calidad de vida de millones.

Este enorme cambio de una sociedad principalmente agraria a una industrial se concentró principalmente en el norte. El Sur tardaría más en recuperarse de la devastación de la Guerra Civil y estaba rezagado económicamente del resto del país.

La expansión occidental se había extinguido en gran medida y la vida en la frontera comenzaba a llegar a su fin. Durante este período, la estrella de Estados Unidos comenzó a ascender y su papel en los asuntos exteriores comenzó a cambiar a finales del siglo XIX y principios del XX.

Comenzaría a construir su fuerza militar a lo largo de este período hasta que, en última instancia, se convertiría en la potencia mundial que conocemos hoy.

Revolución industrial en Europa

La Revolución Industrial en Europa ocurrió de manera muy similar a la del Reino Unido, aunque un poco más tarde. Inspirados por los avances en tecnología, riqueza y poder de los británicos, otras naciones europeas rápidamente comenzaron a importar máquinas de vapor y buscaron el consejo de ingenieros e industriales británicos.

Europa, al igual que el Reino Unido y sus colonias, se beneficiaría rápidamente del proceso de industrialización y comenzaría a realizar importantes avances tecnológicos y científicos propios. Esto conduciría a una "polinización cruzada" cada vez mayor de ideas en toda Europa y el floreciente Imperio Británico.

¿Cuándo comenzó la Revolución Industrial en Europa?

La Revolución Industrial comenzó en Europa después de que las máquinas de vapor de Watt comenzaran a exportarse al continente alrededor de 1800. Usando los nuevos motores, muchos países europeos como Francia, Alemania, Austria, Hungría, Suecia y otras naciones occidentales abrazaron con entusiasmo el proceso de industrialización.

¿Cómo empezó la Revolución Industrial en Europa?

Al igual que su lugar de nacimiento en el Reino Unido, la Revolución Industrial comenzó en diferentes países de Europa por una variedad de razones. Aunque los recursos socioeconómicos, geopolíticos y naturales de cada nación variaban ampliamente, todos estaban unidos por su deseo de "ponerse al día" con el creciente poder del Reino Unido.

Tan pronto como las máquinas de vapor Watt y la experiencia británica comenzaron a exportarse a Europa a la vuelta del Siglo 19, la industrialización comenzó a extenderse a un ritmo por todo el continente. El nivel de desarrollo y la tasa de cambio diferían de un país a otro en el continente, pero en general estaban bastante avanzados en el mediados del siglo XIX.

Alemania, por ejemplo, adoptó tardíamente, pero al final de la última Siglo 19, se había convertido en una gran potencia industrial.

Industrialización en Europa

Alrededor de la vuelta del Siglo 19, La exportación masiva de la máquina de vapor de Watt al continente comenzó a extender la industrialización en Europa. El proceso fue acelerado por ingenieros y expertos británicos que desempeñaron funciones de consultoría en el continente para ayudar a desarrollar y fomentar el desarrollo industrial durante este período.

El proceso de industrialización tomó diferentes rumbos y ritmos según el país europeo en cuestión. Esto dependía directamente de los recursos locales, la voluntad política y la situación socioeconómica de cada nación.

Por ejemplo, en Francia, la Revolución Industrial se vio muy retrasada por los trastornos políticos de la Revolución Francesa. Por no hablar del tumultuoso gobierno de Napoleón Bonaparte a finales de Siglos XVIII y principios del XIX.

Francia también carecía de los abundantes recursos de carbón de otros países como el Reino Unido, lo que obstaculizó la progresión de la revolución en el país. Gran Bretaña también vio la adopción masiva de la mecanización en la mayoría de las áreas de la industria y el comercio, este no fue el caso en Francia, donde su economía se basó en productos hechos a mano.

Esta era también una industria privilegiada y protegida centralmente por el gobierno.

En otras naciones como Prusia, luego Alemania, un conjunto de circunstancias completamente diferente retrasó la adopción de la industrialización.

Revolución industrial en Japón

La Revolución Industrial en Japón ocurrió de manera muy diferente a la del Reino Unido, Europa y América. Aunque inicialmente se los impusieron los enviados estadounidenses, los japoneses se darían cuenta rápidamente de su potencial y cambiaron por completo los siglos de tradición feudal para convertirse en una de las naciones más modernas del mundo.

Al adoptar la industrialización, Japón se convertiría en una potencia mundial que, en última instancia, los pondría en un curso de colisión con las superpotencias mundiales en el siglo XX.

¿Cuándo comenzó la Revolución Industrial en Japón?

Se acepta ampliamente que la Revolución Industrial comenzó en Japón alrededor de 1853 cuando un escuadrón de buques de guerra estadounidenses forzó negociaciones comerciales con Japón. Esto inició una cascada de eventos que finalmente conducirían a la industrialización completa de Japón por 1900.

¿Cómo empezó la Revolución Industrial en Japón?

El shogunato japonés estaba en fuerte declive en la primera mitad de la Siglo 19. Aunque el Shogunato seguía dominando a través de la burocracia central y las alianzas semifeudales, Japón había comenzado a verse afectado por presiones financieras internas y externas.

Japón había mantenido históricamente una política de aislamiento, pero los problemas crecientes en el país y la interferencia de las potencias occidentales comenzaron a pasar factura a Japón. Un escuadrón naval estadounidense bajo el mando de Matthew Perry obligó a Japón a abrir negociaciones para el comercio de 1853.

Esto condujo a disputas internas que finalmente conducirían a la disolución del Shogunato por proclamación del Emperador Mutsuhito (Meiji) en 1868. El poderoso Samurai lo seguiría rápidamente con una nueva administración centralizada que se formó en la década de 1870.

Después de abolir el feudalismo, se creó un Ministerio de Industria en 1870 para establecer una política económica general y operar ciertas industrias. Se crearon fábricas modelo para brindar experiencia industrial, y un sistema educativo ampliado ofreció capacitación técnica.

Tras la revuelta samurái en 1877, La reconstrucción social y política de Japón fue más o menos completa por 1889.

La empresa privada pronto se involucró en la economía en crecimiento, especialmente en los textiles. Los emprendedores procedían de todos los rangos sociales y por 1890, se habían formado enormes cosechadoras industriales (llamadas zaibatsu).

Por el turno del siglo 20Japón, liberado de sus anteriores grilletes del feudalismo, había abrazado y comprometido plenamente su revolución industrial. Un evento que pronto dictaría la historia de lasiglo 20.

Industrialización en Japón

El proceso de industrialización en Japón condujo a una reorganización masiva de la nación - política, militar, socioeconómica y, por supuesto, tecnológica. Se encargó y construyó un ejército y una marina de estilo occidental, se establecieron nuevos bancos, las redes ferroviarias y los barcos de vapor mejoraron drásticamente el transporte y la comunicación en todo el país.

Se abolieron las restricciones anteriores sobre los gremios y los gremios feudales y se adoptaron rápidamente reformas agrarias radicales. Todos estos cambios y muchos más llevaron a un auge posterior en el crecimiento de la población japonesa que suministró más mano de obra pero ejerció presión sobre los recursos de Japón.

La cultura occidental fue ampliamente adoptada en todo el país, especialmente la moda occidental, y el gobierno adoptó rápidamente un sistema educativo universal que enfatiza la importancia de los campos STEM.

These changes would ultimately fuel a growing nationalism in Japan and by the 1890's they had officially joined the imperialist powers of the world. This would ultimately lead to conflicts with China for Korea between 1894 and 1895 and Russia in 1904 (again for Korea).

These two victories cemented their place as a new world power at the turn of the 20th Century and brought an Alliance with Britain in 1902.

Throughout this period, domestic unrest between the more traditional older generations and younger, western looking youth was rife. This would ultimately spark a period of political disputes that would see frequent elections, and in some cases, political assassinations.

Complete List of Inventions During The Industrial Revolution

A complete list of inventions created during the Industrial Revolution is out of the scope of this article, it would, after all, fill many large tomes. Despite that many, critically important inventions during this period are still in use today.

Some of the more important inventions throughout this period are as follows:

  • The Steam Engine
  • The Flying Shuttle
  • The Spinning Jenny
  • La desmotadora de algodón
  • The Telegraph
  • Portland Cement
  • Modern Roads
  • Bessemer Process
  • Steam Locomotives
  • Power Loom
  • Water Frame
  • Tin Can/Canning
  • The Camera
  • The Typewriter
  • The Dynamo

And many more.

Industrial Revolution Facts

- The two commonly cited Primary and Secondary phases of the industrial revolution occurred between 1760 and 1914.

- The First Industrial Revolution began in England in 1760 and continued on until the mid to early 1800s. This period was characterized by the mass adoption of steam technology and iron and the move from agriculture to industry.

- The Second Industrial Revolution commenced after the Amerian Civil War and extended to the start of WW1. This era can be characterized by the development of new technologies like electricity, combustion engines, and steel.

- Even today, there are still some countries that are yet to experience industrialization. These are often referred to as "third world" or "developing" countries today.

- The industrial revolution is intimately linked with the concept of capitalism. Since the inception of both the human quality of life, wealth, life expectancy and other factors like literacy have increased exponentially.

- The industrial revolution was initially driven by the textile industry in the United Kingdom. Developments in this sector would ultimately drive improvements in other industries across the UK.

- By the end of the Siglo 19, 8 out of 10 Brits lived in cities. Prior to 1760 85% of the population lived off the land.

- Between 1700 and the year 2000 the Earth's human population grew 10 times.

- Throughout the 1900's, global economy increased by 14 times its previous level.

- Per capita income, throughout the 20th Century, would increase 4-fold compared to previous levels.

Social Effects and Consequences of The Industrial Revolution

The Social Effects and Consequences of the Industrial Revolution were widespread and enormous. Rapid urbanization and every increasing demand for labor led to large portions of the population migrated from the country to the cities.

This movement of people led to serious overcrowding, disease, and poor sanitation prior to infrastructure catching up with needs. Injuries and deaths were also not uncommon in factories as they were hazardous places to work for men, children and even women.

Social structures were also changed forever. New social classes began to emerge people began to specialize in jobs or take risks to start businesses.

This would ultimately lead to the emergence of the industrialist (capitalist), middle class and working classes (sometimes called the proletariat).

On balance, the Industrial Revolution drastically improved the quality of life of a nation's populace in ways hitherto never seen before. But did produce entirely new swathes of problems such as child labor, poor air quality, and disease to tackle.

Social and Cultural Structure During The Industrial Revolution

Social and Cultural Structure during the Industrial Revolution changed significantly during this period. Apart from the landed gentry and royalty, new social classes were formed and society generally reformed into the following:

  • Working Class,
  • Middle Class,
  • Industrialist/Capitalist.

This would have a profound effect on any nation that industrialized. Where feudalism still existed it was quickly overthrown.

Labor system of the Industrial Revolution

The labor system of the Industrial Revolution was much broader than at any time before it. The enormous increase in productivity and the need for labor rapidly swelled the populations of cities from the countryside and included members of the population from young children to women.

Although men, women, and children had long been involved in work in some kind or other since the dawn of the time, the level of intensity, type of work and concentration of workers in one place, was something very new indeed. Also, the division of labor in the workforce would allow for the rise of 'specialist' professional and led to the creation of the 'middle class'.

Despite the less than desirable working conditions of the period, many workers enjoyed a massive increase in, and regular supply of, pay and living conditions compared to their agrarian ancestors.

Working conditions during Industrial Revolution

Working conditions during the Industrial Revolution were far from desirable.

Occupational health and safety were less than ideal during the Industrial Revolution. Work tended to be monotonous and in some cases very dangerous.

Factories tended to be damp, noisy, filthy, poorly ventilated and lit. Long hours were common for men, women, and children who were offered wages commensurate with their level of expertise.

These issues were partially addressed during the mid-19th Century and Unions were founded to help improve the workers' lot. Early health and safety legislation was passed during this time but issues like child labor continued to be an issue up until the 20th Century.

Family Life and Standards of Living during the Industrial Revolution

Family life and standards of living during the Industrial Revolution varied depending on where people were placed in society. For the growing middle classes, living standards began to improve markedly.

More availability of cheaply produced goods allowed some to live like kings compared to their forebears.

For lower-income families who toiled in the factories and lived in the crowded cities living standards were pretty bleak. Most workers were huddled into closely packed, rapidly built, housing with little concern for public health.

These living conditions were perfect breeding grounds for diseases like cholera and typhoid.

Education and Training during the Industrial Revolution

Education and training during the Industrial Revolution were actually widely available. However, for children, it tended to be a paid-for service.

Whilst wealthy families could afford to homeschool via a tutor they were also sent to private schools. Poorer children would be taught in Dame Schools of Church schools.

Often lower-income families would prioritize bringing in an income rather than getting an education, but not always.

En 1883, the British Government passed the "Factory Act" to allocate funds to promote education in schools as well as limit their working hours to a maximum of 9 a day. Money was given to charities who would heavily subsidize tuition.

En 1844, the government-established Ragged Schools Union focused on educating poor children, while the Public Schools Act, created in 1868, brought reform to the public school system in Britain by establishing basic requirements for educational standards.

A similar story bore out in the United States with 50 schools founded in 1837.

Slavery and Colonization during the Industrial Revolution

Slavery and Colonization during the Industrial Revolution began to decline thanks to the massed adoption of machinery to replace human labor.

The increased demand for labor during the early stages of the revolution did increase demand for slaves initially, but this would dramatically fall over time.

Throughout this period, near full employment was achieved and many began to receive regular payments - an almost alien concept at the time. This shined a light on the clear differences between 'free' laborers and indentured slaves - this would eventually force society to consider the morality of the age-old practice of slavery.

This came to a head by 1807 when it was obvious that slavery was a moral abomination and it was abolished in the UK. After this time the British Navy and Government used "aggressive negotiations" to persuade other nations to follow suit and would spend the next 60 años policing slave trade routes around the world.

Por 1850, legal factory reforms also restricted the use of child labor.

Urbanization and Housing during the Industrial Revolution

Urbanization and housing during the Industrial Revolution was a defining feature of the period. Mass migration from the countryside to the cities caused their populations to swell.

The process would often begin with the construction of a single or limited number of factories in one region. This would later provide a 'draw' or 'magnet' for other supplementary enterprises that can supply the factory, and its supply chain, directly with goods or provide goods and services to the workers.

This exponential growth in job opportunities further accelerates the 'draw' of people to the area.

These people would need to be housed in some fashion. Before large volumes of cheap and quick housing and tenements could be built slums would become commonplace in cities around industrializing nations.

Such large numbers of people in one place led to the construction of densely packed and cramped housing. These would prove to be ideal places for the spread of disease, as well as, the creation of new social orders.

Housing would vary widely depending on the occupant's means. Those with money often lived in splendor with poorer workers living in small homes with shared toilet facilities.

Housing quality would improve throughout the Siglo 19 as a number of public health acts were introduced. These would include the construction of sewerage systems and put restrictions on the construction of new homes as well as clearing out and improvement of slum areas.

Population Increase during the Industrial Revolution

Entre 1700 and 1750, the population of England was pretty much stable with relatively small growth. As no official records exist for this period precise figures are impossible to calculate but what is clear is that there was a population explosion after around 1750 AD.

Estimates vary but most tend to agree that the population doubled over the century between 1750 and 1850. It is no coincidence that this is the period, more or less, of the first industrial revolution.

This increase in population was the result of various factors, like the revolution itself. This included changes in the legal age of marriage, improvements in health and medicine that decreased child mortality and an increase in birth rate.

Interestingly at this time, Brits married relatively late, if at all, compared to Europe. This was completely changed during the second half of the 18th century. More and younger couples began to tie the knot which, ultimately, led to a dramatic increase in birth rates.

This was, in turn, a direct result of the increase in relative income for much of the population during this period. In short, people could actually afford to start families and have more children.

Despite the fact that cities had become filthy and disease-ridden places to live, death rates actually fell. Improvements to diets, medicine, the introduction of hospitals, and improvements in general living conditions, dramatically improved during the revolution.

Life of women during the Industrial Revolution

The life of women was much the same as the rest of the population wherever industrialization occurred. Huge demands for labor would often see women joining the workforce, albeit in less physically demanded roles (for obvious reasons).

Economic necessity of many women, single and married, led to the need for them to find waged work outside their home. Most of their occupation included domestic service, textile factories, and workshops.

Some would even work in the coal mines.

For some, the Industrial Revolution provided independent wages, mobility and a better standard of living. For the majority, however, factory work in the early years of the 19th century resulted in a life of hardship.

Popular Writers during Industrial Revolution

Popular writers during the Industrial Revolution included political thinkers, philosophers, and the pioneers of science fiction. Like many of the arts, literature was heavily influenced by the Industrial Revolution.

Of the period one of the most influential was Adam Smith with his seminal n Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations published in 1776.

Generally speaking, in Europe, popular literature throughout this period was a reaction to the revolution. Many were concerned about the move away from nature (and its perceived destruction), and wide socioeconomic changes.

The revolution was also partly because of but also a catalyst for the scientific "Enlightenment". This fusion of British and French literature was inspired by the massive explosion in the scientific and technological understanding of the world, the retreat of religious fervor.

Its rise is widely attributed to, and optimized by, the works of great political philosophers like John Locke.

More reactionary literature included the writings of the English Novelist Blake. He would often speak of "dark satanic mills" and other authors like Shelley's Frankenstein would serve as a warning to humanities rapid scientific advancement (and in part gave birth to the Sci-Fi genre).

Other highly influential texts came from Germany in the writing of Goethe and Schiller, and in England in the poetry of Wordsworth, Shelley, Byron, Coleridge, and Keats.

This would also be a time of enormous political change with the rise of new philosophies as a reaction to the perceived suffering of the working man. Karl Marx and his patron Freidrich Engels would write their highly inflammatory criticisms of capitalism and industrialization.

This would lead to other influential writers like Charles Dickens with his legendary criticisms of industrialized society at the time - notably Oliver Twist y A Christmas Carol.

These are, of course, but a few of the many great writers throughout this period.

Popular Artists during the Industrial Revolution

Popular artists during the Industrial Revolution is very broad subject and it is out of the scope of this guide to list them all. You can, however, view a reasonably complete list here.

The period between 1750 and 1914 completely changed the political, economic, societal and artistic landscape of Europe. These changes also influenced how people viewed, read, or heard artistic creations and what they expected from them.

Throughout this period, callbacks to previous forms "from a simpler time" were commonplace as well as the development of new styles. Classicism, Romanticism, Realism, Impressionism, and Modernism can trace their origin from this time.

The architecture of Europe was one area that changed considerably throughout this era.

By the outbreak of the first world war styles like Classicism that massively dominated at the start of the Industrial Revolution was just a memory in the wake of the dominance of Modernism at the time.

Popular Politicians during the Industrial Revolution

Popular Politicians during the Industrial Revolution or not, would for most seem to be a contradiction in terms today, but, believe it or not, many prominent politicians have garnered widespread respect from the populace in times gone by.

The most notable change on the political landscape during this period was the introduction and growth of classic British Liberalism. This philosophy would spread to Britain's colonies and ultimately lead to the American Revolution and writing of the Declaration of Independence.

In the United Kingdom, two of the most influential politicians ever (and bitter rivals), Sir William Gladstone and Sir Benjamin Disraeli would advocate for massive reforms and lead some of the most productive governments of all time.

Elsewhere the founding fathers of America were held in high regard in their time and are still honored and remembered today.

Political Consequences of the Industrial Revolution

The political consequences of the Industrial Revolution varied around the world. As a general rule, wherever industrialization occurred, the massive advancements in technology fostered a sense of national pride, and identity.

Other political changes included an increase in the colonization of less developed nations, like in Africa. The technological superiority of European nations enabled a far easier expansion into the continent that would have been possible during the Middle Ages.

This was mirrored in the United States, where the technological superiority of the European Americans enabled them to quickly and efficiently spread from East to West across the country. Often to the detriment of the indigenous peoples.

In Japan, their traditional feudal system was cast aside in favor of aligning their politics in a similar fashion to European nations.

Other notable political changes include:

  • A marked increase in literacy and education also increased political awareness amongst the populace. This would ultimately lead to the development of new political theories from democracy, anarchism to socialism/communism.
  • The Industrial Revolution would ultimately pave the way for slave and female emancipation. Women's increased representation in the workforce would ultimately fuel political movements for fairer representation in political spheres.
  • The abolition of slavery is probably the most fundamentally important political changes throughout this period.
  • Nationalism led to the development of the concept of the citizen rather than the subject. This would ultimately lead to the abolition of feudalism around the world.

World War I and the Industrial Revolution

World War 1 is widely considered to be the end of the Second Industrial Revolution. The ability to mass produce products to very high engineering standards meant that, from a military perspective, things would never be the same again.

Technological development and their manufacture would be greatly accelerated throughout this period. New technologies like aircraft and tanks would be developed and built in huge numbers.

The ability to manufacture en masse artillery pieces and machine guns would mean the first world war would, effectively, descend into industrial-scale mass slaughter on both sides. In fact, the majority of battlefield mortalities during this period was the result of artillery not small arms fire from weapons like the machine gun.

This explains the seemingly counterproductive tendency of troops to walk rather than run or crawl when assaulting enemy positions. Crawling exposed men to artillery, running would mean they might not have the energy to fight the enemy, therefore walking was a logical trade-off.

In conclusion, the enormous death tolls of the first world war were, in part, the product of the manufacturing prowess of the industrialized nations. war and society at large would never be the same again.

World War II and the Industrial Revolution

The Industrial Revolution is widely agreed to have occurred between 1760 and 1914. As WWII began in 1939 it was, therefore, after the Industrial Revolution.

Colonization, Slavery and the Industrial Revolution

The British Empire and her American Colonies would initially benefit from slavery during the early stages of the Industrial Revolution. This was because industrialized regions became magnets for labor leaving the need for additional workers in the factories and on the farms.

The greater efficiency of technology over human labor soon became apparent. Philosophical changes in the 'Anglo-sphere' also began to hold a dim view of slavery across the societal hierarchy.

For this reason, slavery was eventually abolished in the United Kingdom in 1807 after a long period of campaigning lobbying by interest groups. The British would spend the next 60 años policing the seas and persuading other nations to follow suit.

Industrial Revolution Summary

The Industrial Revolution began in in the United Kingdom in the mid-18th Century and quickly spread around the world. It would literally transform the world as everyone knew it at the time.

Some historians like J. Clapham and N. Craft, reasonably argue that rather than a single event, this period of history should be considered more of an evolution or culmination of successive advancements.

Whatever the case may be, this was undoubtedly one of the most rapid periods of change in human history. It is easy for us today to take this period of time for granted, after all, it was several hundred years ago, but the modern world would be very different without it.

The changes it would bring to the world would be both positive and negative.

Birth rates rose, death rates plunged and cities grew to sizes unseen since the Roman Empire. Such enormous increases in population would also create new problems.

Overcrowding was common, disease and poor sanitation a regular everyday occurrence, death and injury part of the working day. This was coupled with long working hours and the conscription of children and women into the workforce to help ends meet.

This era led to revolutionary changes in socioeconomic, geo- and domestic political changes and scientific advancements. New ways of thinking would sprout up.

Classic liberalism emerged leading to the liberal democratic societies once symbolic of the developed western hemisphere as well as the notion of national pride.

Poor living and working conditions would lead to inter-class grievances that would ultimately provide fertile ground for new political theories. It would also significantly influence the arts and produce some of the finest composers, artists, and writers of all time.

This would ultimately lead to the emancipation of slaves of all colors and creeds, women would become equal under the law and children (for the first time in history) would be taken, at least partially, out of the workforce and educated.

The rapid development of technology had its darker side too. It would, ultimately, lead to the industrial scale killing seen in the American Revolutionary Wars and World Wars of the early to mid 20th Century.

Despite the very reasonable criticisms of the period, most historians agree that the Industrial Revolution has been greatly beneficial for mankind in the long run. After all, you wouldn't be able to read this sentence without it having occurred.


Ver el vídeo: Segunda Revolución Industrial: Etapas y Cambios Tecnológicos (Noviembre 2021).